Entre el COVID y Aguas Bajas.

Reflexiones sobre el estado actual de la Hidrovía, a partir del Foro Internacional organizado por Cadex

Image

Este programa fue realizado con el apoyo de Jan de Nul.

Buenos Aires, 13/07/2020

Desde Alimentos y Regiones tenemos una obsesión por la integración regional y trabajamos desde nuestro lugar tratando de acercar ideas, opiniones y actitudes del amplio campo productivo que eso abarca. El río nos une, y la Hidrovía Paraguay Paraná tiene una buena parte en todo ello, por eso acá vamos a replicar lo que se llamó  “Foro Internacional de logística fluvial: entre COVID y Aguas Bajas”  organizado por CADEX, la Cámara de exportadores de Bolivia, y del que fue anfitrión su presidente, Osvaldo Barriga.

Cabe destacar el empuje que Bolivia viene teniendo en materia de la Hidrovía, que es un gran estímulo para todos quienes trabajan por una vía navegable eficiente que ayude a la competitividad regional.

Del foro participaron actores de todos los países y áreas vinculadas. Si bien la temática partió de la problemática instaurada por los 2 temas que interpelan a este foro, la bajante del río y el Covid, que traen aparejado una disminución en la capacidad de las cargas, un aumento de los costos de flete, y, debido a la interrupción de la producción en China y los Estados Unidos, una caída del tráfico en las importaciones y exportaciones, el foro también sirvió para hacer un repaso de muchos otros aspectos que hacen al estado actual de la hidrovía.

Jim Reid, presidente de la Comisión Permanente del Transporte de la Cuenca del Plata ( CPTCP ), que congrega a armadores y operadores fluviales de toda la cuenca hizo hincapié en la necesidad de establecer un tamaño único para los convoyes de barcazas desde nueva Palmira hasta Corumba, en Mato Grosso do sul. Recalcó además la importancia de lograr una mayor integración aduanera entre los países, con presencia más activa y procedimientos dinámicos, aspectos que van desde los trámites aduaneros hasta el control del narcotráfico, tema que debe ser seguido en todos los países por igual.

Desde Uruguay, Alejandro González, Presidente del CENTRO DE NAVEGACIÓN del Uruguay , advirtió sobre la contundencia del daño que las economías vienen sufriendo. Presentó dos informes, uno del FM según el cual trata la actual crisis como la mayor contracción económica desde 1950, y otro de la Cepal, donde se estima esa contracción, tanto para America Latina y la región del Caribe, como la mayor desde 1900. Todo esto recae sobre la cabeza de varios gobiernos en su mayoría de reciente mandato y sin dinero.

Luis Zubizarreta, Pte. de la Cámara de Puertos Privados Comerciales, hizo mención a los resquemeros iniciales surjido en los pueblos frente a la continuidad de la actividad. Desde todos los sectores de la cadena elaboraron protocolos, para lograr que las operaciones continuaran en los puertos de manera segura y con normalidad. La definición por parte del gobierno argentino como ¨escencial¨ a la actividad exportadora ayudó a sortear estas dificultades

Jorge Arias Lazcano Presidente del Complejo Portuario Puerto Jennefer en Santa Cruz, Bolivia, diagnosticó los problemas de producción de Bolivia, no por sus costos o falta de tecnología, sino por un enorme déficit de infraestructura y la necesidad de un plan de logística integrado. La ubicación y topografía muestra que la Hidrovía es para todo el oeste de Bolivia la opción más competitiva y con mayores perspectivas de crecimiento para los sectores agropecuarios, mineros, cemento y otros, como biocombustibles o el sector maderero.

Desde Brasil, Jaime Elias Verruck, Secretário de Estado de Medio Ambiente, Desenvolvimiento Económico, Producción y Agricultura Familiar de Mato Grosso (Semagro) expresó la visión de ese estado sobre la HPP. Esta vía de navegación es lo que dio vida a toda esta región de Brasil, que aún tiene un enorme potencial de carga sobre el que trabajar, que va incluye a la producción de minerales como hierro y manganeso, ademá de la soja y maíz. Todo el volumen de producción considerado en un radio de 200km de pto de Cáceres es de 3.800.000 toneladas, y Brasil impelementa una política de incentivos, con una reducción tributaría de comodities para quienes se comprometan a exportarlos a través de la hidrovía.

Todo este enorme potencial plantea un gran desafío para el sector privado, que Diego Azqueta presenta desde la visión de una de las empresas más grande que navegan: Interbarge.

Las empresas son las que exponen y arriesgan los capitales, generando riqueza por eso muchas veces el sector privado se cuestiona sobre cuánto es escuchado y valorado. Hizo un repaso de los aspectos que conllevan a una mayor eficiencia operativa -aumento de calado, reducción de ciclo, aumento de tamaños de convoy, reducción de consumo de combustible-, y de los aspectos considerados oportunidades sobre las que trabajar: mayor eficiencia burocrática, entrenamiento y capacitación de las tripulaciones, definiciones claras de requerimientos técnicos, mayor aplicación de tecnología, trabajo de dragado y mantenimiento en diversos sectores.

Si las empresas exponen y arriesgan, son los gobiernos quienes deben generar condiciones para el desarrollo, si no lo hacen otros países las ofrecerán.

Esteban dos Santos, Pte. de Cafym, Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay, mencionó la necesidad de que haya una continuidad estratégica que trascienda más allá de los gobiernos de turno de los respectivos países, la visión debe ser a largo a plazo y autónoma a los gobiernos. El río no puede ser usado como una herramienta política.

La solución a estas preocupaciones llegará de la mano de una institucionalidad profunda que se viene construyendo lentamente.

Romina Bocache de la Secretaria Ejecutiva del Comité Intergubernamental de la Hidrovía (CIH), habló de los avances que se vienen dando en ese sentido para la creación de una Secretaría Ejecutiva Autónoma y que funcionará con un presupuesto de los 5 estados que la conforman. A su vez, otra de las iniciativas es promover al CIH como un especio para la coordinación y la planificación conjunta, con un enfoque sistémico.

Más diálogo y gobiernos ágiles y proactivos, con un empresariado con responsabilidad social y ambiental, irán allanando este camino, que hoy se presenta lleno de interrogantes, dado el momento que nos toca vivir en el mundo, pero también de expectativas.

Siga aquí para ver el programa.